Archivo para 16/09/10

16
Sep
10

ensenadarte

ENSENADARTE
El saqueo espiritual como parte de la
negación pública del Arte

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Yo soy un discípulo de la mar en cierto modo y,
como consecuencia de eso, también de Bach”.

Chillida.

Para el artista, la inspiración debe ser algo más que una idea, algo más que una reducción, que una limitación, que una restricción. Sí, algo más que un estado sujeto al humor o al temperamento psicológico de su actitud creadora.
Nuestros sentidos son nuestra conexión con la realidad del mundo. La toxicidad receptiva de los sentidos puede desvalorar o desvirtuar el trabajo artístico, por ello la importancia de la depuración de los mismos, prestando hoy acentuada atención a las sociedades modernas donde se informan, se forman, se malforman y se conforman, a través de las escolásticas políticas educativas (recordemos no sólo al Realismo Socialista de la ex Unión Soviética) o las múltiples religiones limitantes (observemos también la destrucción de los Budas de Medio Oriente y la aniquilación del legado cultural en la misma región que ha realizado sistemáticamente la invasión de EEUU), o las herencias culturales fincadas y centradas exclusivamente en el consumo, desarrollando así barreras, corazas, carapachos repelentes, castrando el espíritu humano, negándonos no solo la rica experiencia de la creación, sino también el éxtasis de la apreciación.
¿Será este saqueo espiritual, parte de la negación pública del Arte en Ensenada?
Cuando el mercado internacional ha reducido la actividad artística en mercancía y comercio de obras, los pintores de la Ensenada de hoy, muestran afanosamente los atributos de la creación plástica en cafés, bares y galerías, en sus calles y espacios públicos.
Animados por el placer que les ofrece la luz transparente de la costa, no es extraño encontrar auténticas maravillas en “marinas” y paisajes campiranos, en retratos y auténticas abstracciones de carácter modernista.
Pasearse un día cualquiera por la Calle Primera (López Mateos) y sus alrededores — donde se ubican la mayor parte de galerías de cierto prestigio, coincidiendo con los Centros Culturales como El Riviera Pacífico, donde está la Galería de la Ciudad, colindando con las Salas Internacionales del Centro Estatal de las Artes de Ensenada — es adentrase a un pasaje de colorido y de impacto estético, que seguro le regalará al caminante la insólita experiencia de la contemplación y la dicha artística.
Ahí se encuentran los referentes de las obras plásticas de artistas con amplia trayectoria, como las de Estela Hussong, Mati Ransenberg, Yolángeles, José Jule, Pedro Peralta, José Carrillo, Enrique Avilez, Vico, Adalberto Pérez Meillón, Esther Aldaco, Nancy Ordóñez, Erika Fuentes, Rosamaría González, Yolanda Valdez, Hortensia Hernández o Armando Franco, así como las ya tradicionales de Rogelio Martínez, Manuel Barrona, Rosendo Méndez, Rafael Covarrubias o Salvador Vilchez.
Ahí mismo, en un lugar especial, potenciando con propuestas de novísimo reconocimiento vanguardista, están los trabajos plásticos de Jaime Delfín y Marcos Miranda, así como los cuadros de Carlos Smith, Eduardo Tello, Gany o Miguel R. Tamayo, sin dejar de lado las cerámicas y esculturas de los hermanos Beadle (Rita y Eduardo), José Luis Torreblanca — con su reciente Águila de Hierro en el nuevo Palacio Municipal –, Sebastián, Leonel Flores, los Hermanos De la Torre o el maestro Arámbula (con sus magníficas aportaciones escultóricas en diversos cuadros de la ciudad y en el corredor del CEARTE).
En amplitud y con una sólida trayectoria, estos artistas exhiben con admiración la fortaleza armónica que los unifica, planteamiento discursivo que los eleva a la distancia de una reflexión sublime, muy cercana a la que se ofrece en el espectador.
La iridiscencias es un ámbito posible en el silencio abierto de los signos. Destellando en las sombras, como se acaricia un vino de rosas en la copa de la canícula, la pintura Ensenadense guarda la armonía con todos las distantes bellezas de su especie. Crea una estructura pictogramática para el asombro, la consecución y el descubrimiento.
Cada obra posee un sello personalísimo, donde el discurso estético abandona su esquema para recuperarse en la entrega, en la evidencia fuera de la razón o la sinrazón. Trazos que delimitan la posibilidad y estructuran el lenguaje incorpóreo; colores que actúan en la ausencia de márgenes y privilegian la sensibilidad de la retina; líneas que en su disparo nos transmiten la mutación del recuadro hacia el reencuentro y el estallido.
Poesía en ecuaciones, sentimientos elevados al cubo. exposiciones que sobrepasan cualquier conclusión y navegan en el extravío de nuevos placeres y desaprensivas emociones. Los territorios encarnan con el vidente y lo visual resulta compartido: un nuevo mundo que se descubre en la revelación de lo observado.
¿A dónde irán a parar los pintores de Ensenada? ¿A TijuanArte? ¿De nuevo al Arco? ¿Al Chopo? ¿Al Instituto Valenciano de Arte Moderno? ¿A la Ventana al Mar? ¿A la Galería Daniel Cardani? ¿A la Galería ArtdeCollectors? ¿Al Reina Sofía? ¿Al Moca? ¿A las Subastas de Arte Contemporáneo?
¿A dónde van estos pintores, esta cofradía plástica? ¿En qué colección quedarán atrapados? ¿En la del Emperador Adriano? ¿Qué secuestrador los pondrá en escena? ¿Qué Galería de la Ciudad los espera? ¿La Esquina de Bodegas? ¿Rosarito? ¿En qué manos caerán? ¿En las de Berta Armas? ¿En las de Olga Margarita Ávila?
¿Cuál es la propuesta contemporánea que les conviene, quién lo va a narrar, quién lo va a representar, cuáles van a ser los criterios de selección, qué sabemos de las culturas donde cuadrarán sus obras, qué paredes de coleccionistas los ampararán?
Son estas algunas de las preguntas que constituyen hoy los enormes retos para el artista plástico de Ensenada, y es ahí donde apenas podemos vislumbrar y distinguir entre la Cultura y el Mercado.

Anuncios
16
Sep
10

libros infantiles

LIBROS INFANTILES
Estaría muy bien enterarse de su existencia

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Hay libros que son para el público,
y libros que hacen su propio público”.

Umberto Eco.

Hay frente a mí, de indiscutible gala y colorido carisma, una amplia selección de literatura infantil…
Para los más “peques” aparece de la escritora mexicana Margarita Robleda SUEÑOS, rana, rema, rimas, así como SANA RANITA, SANA, REBECA, RAMÓN Y SU RATÓN (de Editorial Alfaguara, ilustrados por la maestra diseñadora Maribel Suárez), todos una auténtica belleza para las niñas y los niños de preescolar; de Alfaguara Infantil también tenemos ¿DÓNDE ESTÁ MI ALMOHADA, de Ana María Machado, con maravillosas ilustraciones de Frances Rovira, donde su protagonista no encuentra su almohada y la busca por todas partes… ¿Quién la tendrá? Rapuncel o Cenicienta? ¿O quizá Caperucita? Seguro que el genio de la lámpara de Aladino… Del gran narrador que es Francisco Hinojosa, ilustrado por el Fisgón, están MI HERMANA QUIERE SER SIRENA, que nos cuenta las muy seguras ansias de una niña por ser sirena… y LAS GALLINAS DE MI ABUELO, donde Edgardo, su protagonista, vagabundea y explora las posibilidades de lo que quiere saber a través de las palabras justas. Francisco Hinojosa (México) descubrió que los cuentos son como los viajes: cuantos más lugares visitas, más sitios quieres conocer.
Y, dentro de todo este microcosmos, me gustaría darle un lugar especial al maestro, ensayista, novelista, filósofo y dramaturgo, Fernando Savater, que con su librito A RIENDA SUELTA (Alfaguara Infantil) hace presencia inmejorable. El título de A RIENDA SUELTA trata de Nubelejos, que no es un pueblito corriente. A sus habitantes no les interesa gran cosa las cuestiones políticas, pero sí los caballos y las carreras; algo que viven con gran pasión. Pero un día algo oscuro y amenazador viene a romper la “hípica” calma. Sólo Alcornoque, un veloz corcel, y el chino Samuelín, su jinete, tratarán de impedirlo en una carrera en la que se juegan algo más que la vida… ¡Sí, este librito es más que recomendable!
De Loca por la ciencia, tenemos a FRANNY K. STEIN (Alfaguara, desde los 8 años), el monstruo de calabaza, de Jim Benton, con ilustraciones de él mismo. Fanny es una niña muy inteligente, que tiene como mascota una tarántula y una cría de pirañas… ¡voladoras! Sus compañeros, no sin razón, piensan que es una niña un poco rara… ¡Excelente! También de Alfaguara Infantil y del autor Gustavo Sainz, veo EL LIBRO DE QUIZÁS, QUIÉN SABE CÓMO, CUÁNDO y POR QUÉ, ilustrado por el espectacular Juan Gedovius. La trama es: Llovía y llovía y llovía… ¿Será cierto que después de la tempestad viene la calma? Estos siguientes son otros títulos que me apasionan: EL CORAZÓN DEL SEÑOR GAUGUIN, de Marie-Danielle Croteau; OLAS, MREAS Y CORRIENTES y LOS TEMBLORES, los dos de Fenómenos Naturales, de Luci Cruz Wilson y Juan Tonda; Pierre de Coubertin: UN BARÓN OLÍMPICO, texto de Mónica Neponte; LA MONA RISA, los mejores relatos de humor, una selección de Luis M. Pescetti, así como NERVIOS, CEREBRO Y SENTIDOS (Atlas del Cuerpo). Y en la barra de lecturas para los maestros: APRENDER A PENSAR LEYENDO BIEN (Croma, PAIDÓS, 2007), de la Doctora en Letras, Yolanda Argudín y la Doctora en Historia, María Luna; LEER, ESCRIBIR, NARRAR E IMAGINAR: ESTRATEGIAS y PRETEXTOS, Guía para maestros y promotores de la lectura y la escritura… Y, ya para finalizar, del Padre Alberto Cutié, AMA de VERDAD, VIVE DE VERDAD, Camino para lograr una relación sólida y verdadera… ¡Bien, ya están medianamente enterados!