Archivo para 30 noviembre 2010

30
Nov
10

WIKILEAKS

WIKILEAKS
La nobleza de espíritu de Julian Assange

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Dado el estado de impotencia actual del periodismo,
me parecería ofensivo que me llamaran periodista”.
J. Assange.

El Pentágono, sin dejar de temblar — de vergüenza y falta de honorabilidad — aparenta que la absolución vendrá con el tiempo, pero no de deja de mascar los dientes de rabia y de asesinar niños, mujeres y civiles en sus excursiones beligerantes y chapuceras.
Simulan las autoridades de Estados Unidos, como Lady Macbeth, que el cinismo borrará las huellas de sangre.
Tras las revelaciones de Wikileaks — empresa Web, para publicación anónima de documentos secretos o delicados, y lugar donde se cuestionan grandes “verdades” oficiales –, la nobleza de espíritu de todo Occidente brilla por su total ausencia.
No está en cuestión si sabíamos o no de dichos crímenes — pues de ellos tenemos registro en el ejercicio del periodismo independiente, con sus reporteros asesinados –, sino la constatación de que aquello que no se publicó en su momento, que fue ninguneado por la prensa oficial y controlado por el ejercito norteamericano (o, en su arrogante defecto, la diplomacia internacional), ahora es la evidencia contundente de la descarnada y brutal falta de sensibilidad del hombre ante sus iguales.
Nada más ni nada menos.
¿Es esta la aceptación, sin restricciones, de la podredumbre de nuestra Condición Humana? Podría decir que sí, pero digo que no.
Y por ello — aunque algún columnista despistado diga que tampoco es para cortarse la venas, porque todo esto ya lo sabíamos — que el enorme trabajo que ha realizado Julian Assange, fundador y editor de Wikileaks, tendrá repercusiones en el espectro mundial de la información y sus encubridores, beneficiarios éstos de las falsas “Democracias” y sus Estados mitómanos, pederastas, sumergidos en un mundo de abusos, torturas, crímenes, ejecuciones civiles, uso de armamento prohibido y muertos inocentes.
“El mayor abuso — declara Assange — es la guerra contada por los periodistas. Periodistas que participan en la creación de guerras a través de su falta de cuestionamiento, su falta de integridad y su cobarde peloteo a las fuentes gubernamentales”.

29
Nov
10

SE LO HABÍAMOS DICHO

SE LO HABÍAMOS DICHO
Crímenes documentados de crueldad y deslealtad humana

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez
humana. Y del Universo no estoy seguro”.
A. Einstein.

Funciona así: infiltración, deslealtad, hipocresía, mentira, crimen, arrogancia y… diplomacia. No sólo Estados Unidos ha sido puesto en evidencia, sino todas las “Democracias” que copian, a precio de deuda, dicho modelito político, entre ellos México.
La guerra contra el “Terrorismo” ha desatado un auténtico terror. Y esto no quiere decir que las conflagraciones anteriores carezcan de estos atributos infernales, pero desde hace tiempo para acá entramos en una era donde vergonzosamente la honorabilidad ha sido desplazada por el cinismo.
Sólo mencionaré tres nombres denigrados para ubicarnos en la vanguardia sobre el tema: de Nixon a Bush, pasando por Kissinger. Cabezas visibles de las inútiles pesadillas que acarrean las guerras fincadas en los intereses personales.
Un mundo de mentiras, abusos, torturas, crímenes, ejecuciones civiles, uso de armamento prohibido, muertos inocentes — niños, adolescente y viejos, que mueren por la bala de la tristeza — y, detrás de todo esto, los mandos militares y diplomáticos de los Estados Unidos.
El sonado caso del Soldado Manning, quien en un acto de honor a la verdad revela la porquería oculta del Pentágono en miles de documentos clasificados — 251.287 sólo en el 2010 — sobre la guerra de Afganistán e Irak y otros asuntos de Estado, poniendo en entredicho, una vez más, las ocupaciones “de guerra” que mantiene el icono de la “Democracia” en otras naciones.
Todo gracias al Soldado Bradley Manning, de apenas 22 años de edad, que se le acusa de haber robado estos documentos secretos, donde se revelan las carnicerías y abusos llevados a cabo diariamente por los batallones contra la población, entre ellos vídeos específicos que muestran matanzas de civiles y periodistas en Irak y Afganistán (los cuales pueden verificarse en la página de Internet: http://wikileaks.nl/), y por lo cual es juzgado por traición a la Patria.
Abrazo la postura y gallardía de Wikileaks, quien con estos archivos destapados, cloaca de todos los infiernos, constata el sistema del submundo de Internet del Ejército norteamericano, denominado SIPRNET, un acrónimo de Secret Internet Protocol Router Network (todos los cables que se incluyen en esta filtración fueron enviados por ese medio, como se comprueba por la etiqueta que poseen en su cabecera: SIPDIS, que son las siglas para Secret Internet Protocol Distribution), donde están documentados los comportamientos brutales, los crímenes de la crueldad y la deslealtad humana.

28
Nov
10

EL HOMBRE DEL ÁGORA

EL HOMBRE DEL ÁGORA
La marea filosófica en la copa de los árboles

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“La amistad sólo existe entre gente digna”.
Séneca.

Baila el viento un vals con la hojarasca.
Ahora que los árboles de nuevo cobran vida, recuerdo a mi viejo maestro de filosofía enseñándome a leer el movimiento de las mareas en la copa de los árboles.
Estábamos en una banca y, como un amanecer en Roma, era todo dorado alrededor de parque.
— De tu memoria extrae los mares y encuentra ahí el reiterante eco horizontal de sus orillas.
Entonces, yo cerraba los ojos e imaginaba su grandeza, el fulgor gris y la espuma en un insaciable debate… Y, al abrirlos — con el pelo revuelto –, miraba con fijeza la hermoso danza de los árboles: el parpadeo de su llama verde y oro, oriverde.
— Ese flujo y reflujo también está en la historia de tu corazón — decía.
Con el libro de Lucio Anneo Séneca abierto ante sí, un ejemplar subrayado hasta la saciedad, me instaba a mezclar la palabra Roma más allá de lo inimaginable, como cuando era un chiquillo y hacía lo mismo con mi hermana, pero con la palabra Amor.
— ¿Roma? Bueno: Amor, Omar, mora, ramo, armo, orma, oram, arom, amro, maor, moar, aorm, roam, raom, maro, maor, omra, rmoa, rmao, aorm, oarm, aomr, oamr, mroa, mrao… ¡Listo!
–Te faltan siete — me señalaba, sacudiendo amablemente la mano, pidiéndome no continuar más en mi ardua y testaruda cavilación combinatoria.
Era un hombre salido de una ágora helenística, más que de los desprestigiados atrios de la Universidad moderna, que condenaba.
Con la voluntad intempestiva de un estoico, en él la sabiduría llegó a ser un arte.
Nada escapó a su delicada arenga: la muerte y la vida, el placer y el amor, el sufrimiento y el consuelo, el poder y la clemencia, el tiempo y la eternidad…
“Así como la vertiginosa aguas del torrente no vuelven atrás — me señalaba en su prudencia –, ni se detienen jamás, porque las que vienen atrás incitan a las que van delante, como en la verdadera Política, así también la cadena de acontecimientos observa la rotación perpetua del destino, cuya primera ley es mantenerse fiel a sus decretos”.
Ahora, en este temporal de Ensenada y bajo el amparo de recordarle, observo nuevamente… la cima de los árboles.

27
Nov
10

CIVIL DEBE SER LA RESISTENCIA

CIVIL DEBE SER LA RESISTENCIA
Y por lo menos más a los que menos tienen

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Aprendí que es necesario soñar cosas
bellas para realizar cosas buenas”.
J. Benavente.

Tenemos que enseñarnos la palabra y así nombrar verídicamente al mundo, nutrirnos de su significado sin olvidarnos que sólo la realidad construye nuestro concepto de “realidad”.
Tenemos que construir Nuestra Casa, Ensenada, ladrillo a ladrillo, como se construye lo que se ama. Que la vida, la esperanza y alegría crezcan de nuestras manos, de nuestra tierra y de nuestros sueños…
Tenemos que abocarnos a la reflexión natural y permitir que lo que nos pertenece siga rindiendo frutos desde su lugar de nacimiento, como el campo, la playa, el bosque y el cielo.
Tenemos que ser coautores de este reino, que el apostolado social recupere sus comedores urbanos, sus cooperativas rurales, sus guarderías familiares, sus roperos públicos y sus dispensarios médicos, y mientras todos estemos resguardados tras las garantía de estos bienes humanos, entonces aboquémonos a los privilegios de las autopistas, los puentes, los megapuertos y las celebraciones. No antes.
Tenemos que empezar primero con nosotros mismos y coincidir con las carencias y penurias de los otros, con sus quejas justificadas y con su necesidades primarias, porque identificado todo esto nos debemos de dar a la tarea de traducirlo en cercanía, amistad y militancia conjunta.
Tenemos que comprender que no hay gente pobre, sino “empobrecida”, seres humanos que merecen nuestro abrazo y nuestro apoyo, sobre todo porque no les hemos dado otra opción más que la pesadumbre de la miseria.
Tenemos que sumar esfuerzos para proporcionar a los que menos tienen aquello que más necesitan: alfabetización, economía familiar, capacitación laboral, y hacerlo todo con amor, consciencia y entrega.
Tenemos que reconocer que la comprensión de la realidad nos unifica y que la unificación es más poderosa, honesta y decidida que cualquier política.
Tenemos que hacer un esfuerzo grande, de dimensiones estratosféricas, y reconocer — ya que no estamos preparados socialmente para ello — que “estamos jodidos”, precisamente porque nos estamos jodiendo…
Tenemos que hacer que esto funcione, que la marginalidad participativa deje de ser una constante y que el hombre unido al hombre logre su mayoría, que crezca en número y en cualidades para su propio beneficio.
Sí, civil debe ser la resistencia.

26
Nov
10

SIMILITUDES

SIMILITUDES
En la guerra y en la escuela

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Al salir de la experiencia, no se es sabio, se es experto”.
Albert Camus.

Son amplios sus salones, como los de la Escuela primaria Ignacio M. Altamirano (en Maneadero), con patios centrales y unos portones de recibimiento y salida.
Entre los muchos trofeos no deportivos, expuestos en sus vitrinas, se muestran casquillos de varias dimensiones, desde las grandes balas explosivas, disparadas por los helicópteros “Apache” (made in USA), hasta los más pequeños, escupidos por el fuego de las ametralladoras.
No es difícil imaginar por qué la educación Palestina es similar a la Mexicana, con la diferencia de que la primera constata su fracaso en una cruenta guerra interminable, ya que sus alumnos no pueden dormir en las noches por la constancia de los disparos…
En el salón de clases, los alumnos palestinos no consiguen concentrase, pues el ruido de un carro o de un avión los sobresalta nerviosamente.
— Tienen miedo — me dice una maestra –, se sienten agitados y, por el instinto de sobrevivencia, se comportan de manera agresiva.
La mayoría de ellos ha visto a los soldados de Israel entrar en su casa o en la del vecino, humillar o brutalizar a sus padres y llevárselos a las cárceles o asesinarlos.
En un conflicto sociopolítico que no parece tener fin (en una Palestina territorialmente dividida, donde Cisjordania debe formar parte de Israel, ya que les fue dada por “Yaveh”, su Dios único), con una minoría militarizada y extremista que no quiere la paz — o que la quiere al precio de la desaparición del otro –, los niños palestinos, dentro o fuera de las Escuelas, se encuentran de cara a la muerte.

25
Nov
10

LA FLOR

LA FLOR
El dulce misterio de la realidad

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“El único arte que me interesa es el que sana”.
Alejandro Jorodowsky.

Este cuadro tiene un principio ritual, devela la realidad en el misterio de la creación y transmite indicios de maestría suprema. El aura, iridiscencia de lo divino, lo establece en el júbilo de la contemplación, en la mística expresionista, lugar donde categorizo el legado pictórico de Mati Ransenberg.
Se trata del cuadro de “La flor”. Una composición equilibrada en el misterio y la mansedumbre, en una blanda geometría de trazos que ondulan el rocío y la luz de lo orgánico.
Parece una “flor” nacida bajo el influjo de un monasterio.
Me explico: El milagro de la semilla se deposita con manos santas en el corazón de la tierra, se bendice en oraciones y, con lágrimas que reflejan el arco iris, la flor nace como una tenue caricia a la mirada… Así como debió haber sido, en la Natividad, el saludo niño de una sonrisita bermeja de Jesús en el moisés, espejo del inconmensurable amor de María.
Esa es la flor natural que observo, la que de seguro sembró un monje en su soledad, quizá San Benito de Nursia, en torno al año 500, y que al abrirse — de los ojos hacia adentro — estalló en la luminiscencia de una fresca marejada de aguanieve, ofreciéndole humildad y pureza al fuego del alma.
El arte es la conexión divina, estímulos del Universo externo, que todo lo contiene — por eso es infinito, porque nada pierde –y que aparecen en las puertas abiertas de nuestro interior…
La “flor” de Mati Ransenberg posee el crepitar de dicho evento, que perdido ya en la oscura noche de los tiempos, sólo es recuperable a través de la revelación del arte.
Nada cambia si yo no cambio; cuando la opacidad desaparece la claridad asoma y el mundo es otro. Así como debió haber sido la transparente mirada de María a su bien amado, “La flor” de Mati me obsequia la bienvenida al dulce misterio de la realidad.

24
Nov
10

EN EL ALMA UNA NIÑA LLEVA…

EN EL ALMA UNA NIÑA LLEVA…
Además de la dulzura natural de su sonrisa,
la majestuosidad resplandeciente

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Mi alma es tan cierta como el hueso de una ciruela”.
W. Szymborska.

Y ella, trencitas que rozan al mundo con su luz, me pregunta: “Señor escritor, ¿y en el alma una niña qué lleva?”.
Leva todas tus preguntas, en espera de todas las respuestas. Lleva, por decirte algo, la caricia feliz en la mejilla de la muñeca de trapo, y el aro rosa que le obsequió la luna en un noche de primavera, así como la tacita de té que compartió con el chico tímido de la escuela.
Lleva el milímetro dulce de un instante en que vuela el colibrí de la ilusión y que es el momento eterno de la tibieza de Dios.
Lleva, en su collar de lágrimas alegres y en su pulsera de diamantes tristes, el salto precipitado de una relámpago de miel, que se alimenta, de flor en flor, hasta llegar al sol.
Por eso lleva entreabierto el corazón por un verso y la flecha de Cupido clavada en una fecha.
Y lleva así, en su majestuosidad resplandeciente, la dignidad enaltecida de la humanidad.
Lleva el tiempo como un descubrimiento, cuando alguien la espera.
Lleva además la ternura del abuelo en su conversación con las piedras.
Lleva todas las carencias del Misal y los aretes, que le depuró la tía soltera, y la fe como un anaquel divino que reparte en bendiciones y otras curaciones de la belleza.
Y lleva el canto húmedo de las sirenas, con las cuales soñó Homero en su travesía por las estrellas.
Lleva su pancita llena de leche y abrazo de su padre, que despierta con tersas caricias sus alas de mariposa.
Lleva un ombliguito de ángel, que le recuerda a la Gran Madre del Amor, porque a todos el amor nos hizo, es decir la eterna fidelidad de ser hijos de otros hijos.
Y por eso lleva un delantal nutricio, una rosa de agua dulce que se regenera en cada entrega…
Lleva, eso lleva… o debería llevar en el alma una niña, cuado — después de todas las adolescencias de la vida — observa, observa en lo que se ha transformado su existencia.