Archivos para 30 diciembre 2010

30
Dic
10

ENTREGA 365

ENTREGA 365
El diarismo entre los falsos satisfechos

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Una idea puede llegar a la mente pero
no haber alcanzado todavía los labios”.
L. Duerrell.

He cumplido, la tarea está realizada: 365 entregas al El Vigía.
Entre comentarios, reseñas, investigaciones, aciertos y vacilaciones, palabra a palabra, día tras día — envuelto en el laborioso acontecer educativo, económico y familiar –, el despliegue de opinión fue ejercido a conciencia, otorgándole a mi discurso una ventana pública.
De ello me encuentro agradecido.
Por lo cual agrego: que si la lucha diaria en el periodismo de opinión suele fraguar la presencia de la discordia, también ofrece la valiosa oportunidad de generar respuestas, encause y extensión de argumentos, así como actos concretos, que bien pueden arrebatarle la máscara a los “falsos satisfechos”, entes sociales que esconden tras ella el origen de la miseria, el rencor o la insatisfacción, cuando empeñaros y denostaron con su desempeño público las riquezas de un país que a todos nos pertenece.
El desengaño político es una opción adecuada, así como la recuperación de la Educación fuera de la “Pedagogía Negra”, lugar donde los abusos son sistemáticos y los daños al fuero moral — por las implicaciones del castigo psicológico y sus tintes aleccionadores, fanáticos y disciplinarios — nos cobra la más cara de las facturas comunitarias: la entrega de las alegrías de vivir a cambio de un mundo del dolor, aderezado de un sin fin de adicciones — entre ellas, las drogas — y malentendidos existenciales que pudren la Condición Humana.
Se podría alegar que hacer Diarismo crítico es una tarea fácil, al alcance de cualquier pluma culodispuesta, que sólo hay que ir por la temática según los vientos de temporada política, esperar a que alguien se equivoque o se desboque y listo.
No es tan sencillo — no basta con dominar los elementos esenciales de la redacción y atender el “chisme” –, toda opinión pública acredita con sus argumentos su estancia y durabilidad. Que quede claro. Además están las amenazas y los agravios que se traducen en menosprecio y cancelación de oportunidades (yo no escribo: “es una mujer la que lo hace” por mí, pues “ella se encarga de corregir todos los barbarismos del mal maestro” y escritorzuelo alzado que soy, así me lo dicen).
Mas el rencor de los ofendidos es también mi aliciente, la excusa perfecta para no ser un hombre obscenamente neutral, pues deben de saber que tengo muy bien definidas mis preferencias sexuales: a mí me gustan los libros.
A mis amigos y enemigos: ¡Feliz año nuevo!

29
Dic
10

POLIÉTICA

POLIÉTICA
Desmontar la farsa y su insano modelo mediático

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Un buen artículo es aquel que cuando terminas de
leerlo te entran ganas de pagarle una copa a su autor”.
Martin Amis.

Le llaman “Transparencia” a lo que ocultan, porque sólo permite ver aquello que se quiere mostrar, una porción, un cacho, un pedazo, quizá el menos maligno, el que se puede cuantificar, porque lo demás, el trasfondo — cuentas privadas, dineros públicos mal habidos, injustificados recursos sin fiscalizar –, pasa a ser parte del desfalco, de la Fortuna personal.
Le llaman “Debate ciudadano” al despliegue de sillas, mesas, edecanes y cartelones — en su ingenuo afán de instalar la “Democracia”, versión Modelo Mediático –, donde te reciben pero no te perciben, donde te atienden pero no entienden, donde te escuchan pero no te hacen caso.
Le llaman “Cultura” a una indigesta comunidad alimentada por sus propias alabanzas y con un mediocre representante, cuya calidad de artista es menos patente que la de presentador de programas sociales.
Le llaman “Comunicación” a pensar como “ellos” — a comulgar con la bufa ñoñez de sus minusválidas ideas –, a hacer caso irrestricto de boletines amañados, a información sesgada, a planteamientos desmembrados, a redacciones descontextualizadas, a mentiras decoradas, a verdades alteradas (y no sólo por los arrebatos antigramaticales o las estafas ortográficas).
Le llaman “Actitud” bajacaliforniana, a la práctica sinvergüenza de la delación o la denuncia, sello del chismorreo vil y el agravio ciudadano — en todas sus áreas –, donde la motivación entusiasta no puede desligarse de la recompensa política, traducida en ascenso o permanencia en el puesto.
Le llaman “Desarrollo económico” al desconsiderado derroche de presupuesto para la creación Virtual — porque de Infraestructura, Energía, Comunicaciones, Transportes, Desarrollo Turístico, Agropecuario o Pesquero nada de nada –, ciento por ciento subjetiva, de una realidad basada en Espectaculares, Anuncios televisivos, Fabulaciones discursivas y, justo a la medida de los Modelos Mediáticos, costosos “aparatos publicitarios” — no olviden que el diseño es el ingenio al servicio del engaño — donde sólo se puede interactuar con ellos rayándolos, rompiéndolos o prendiéndoles fuego — ¡Ay, qué malo soy! — en su indefensa colita de paja.

28
Dic
10

INOCENTE DIABLURA

INOCENTE DIABLURA
¿El silencio de los inocentes o la ineficiencia
de los elegidos?

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Quien quiera azul celeste, que se acueste”.
Efraín Huerta.

El mejor barniz para el asco político es la ironía.
La lección de humor, ofrecida este 28 de diciembre — día de los Santos Inocentes — por el equipo de Redacción de El Vigía, resulta magistral, porque expone que la “sabiduría” es algo más profundo y mucho más difícil de obtener, ya no digo poner en práctica, que la supuesta experiencia política, la falsa erudición y los títulos académicos adquiridos no se sabe cómo.
No está de más agregar que me he doblado de risa al leer: “El ex alcalde Pablo Alejo López Núñez fue contratado como asesor del alcalde Enrique Pelayo Torres”.
Pero cuando recupero la firmeza de criterio, ¡suelto una carcajada más!, y le digo al perro: «No me ladres y escúchame: Pero si todos los puestos hasta ahora repartidos traen consigo este cariz, esta enmienda absurda: son producto de un analfabetismo político que sólo da cabida al “amiguismo” y al “compadrazgo”. Cabrón, la mayoría de las “elecciones” del personal son así, carecen de un fundamento creíble, al vez que ofrecen el fracaso posible».
Entonces, dadas las circunstancias, empiezo a deparar en la dificultad actual de distinguir o expurgar la realidad concreta de la ficción irónica.
Se habla mucho del “compromiso”, ese escalafón ordinario de la tranza y el beneficio obtuso, que tiene el político en turno con determinado sector o “color” — quienes deparan las ordenes, con franca anticipación concertada, para que aparezca tal o cual en un puesto público –, imponiéndose de esa manera la “negociación” que coloca o inserta a la fulanita o al meganito de tal, advenedizos de la pajarera seudo política que no brinda perfil adecuado, ni trayectoria fiable o solvencia moral, entre tantos otros malévolos etcéteras.
Todos los cambios administrativos de Ayuntamiento, donde fácilmente saltan los discursos de “eficiencia colaborativa” y “justo rendimiento profesional” — aunque éstos no sepan qué diablos hacen ahí, cabreando y cobrando –, deberían de tener en cuenta que el periodismo local, en esta fecha memorable, esconde auténticas perlas entre la fineza de sus acuerdos.

27
Dic
10

LA MAESTRA

LA MAESTRA
No puedo salvarte la vida, pero puedo ayudarte a vivir

Rael Salvador
raelart@hotmail.com
“Sumado o dividido, siempre me multiplico”.
Lédo Ivo.

Prefería la naturaleza, ver las estrellas desde la hierba fresca de la noche y sentir, como una muchacha de provincia, cómo los libros guardan la sabiduría que trasciende el misterio de todas las soledades.
Y me decía: “Esta es tu mano y es bella. Es perfecta a su manera, así como un árbol, una hoja o un copo de nieve o un gatito son perfectos si se les considera por lo que son”.
Sí, se necesita una actitud de amor y de servicio, deseo de dar a otra persona una experiencia, así sea un pedacito de vida palpitante, como el colibrí del brillo en una mirada o el roce de una emoción cargada de chispas multicolores.
Sobre todo, porque el oro de la energía de dar y recibir es circular, es decir: ¡solar!
Y yo sonreía y dejaba caer la cabeza, como Alejandro Magno, sobro mi hombro izquierdo…
Y ella me imitaba, sonriente y graciosa, y así, inclinados de mirar — dos bobos bajo la lluvia en medio del salón de clases–, convertíamos nuestras vidas en arte, en bailes y canciones, en poemas, y esto era la Educación, la curación…
Mi maestra era una mujer sabia porque así lo había decidido. A veces me confundía con Mozart y me pedía que le silbara en su cabellera la Sinfonía No. 40 (en su primer movimiento).
Y yo silbaba…
— ¿En verdad deseas saber cosas sobre la vida y sobre la muerte? — me interrogaba.
— Sí, maestra.
— No me digas así. ¡Soy tu amor!
Entonces volvía a silbar y ahora volaban mariposas desde su pensamiento como en una meditación de pétalos de nieve… que caían distraídos sobre su escritorio y recogía yo para observarlos derretirse y así entender lo maravillosamente efímero de toda la existencia.
— Pero si queremos despertar de la muerte en vida de una existencia apagada, hemos de sobreponernos al miedo — agregó, acariciándome la mejilla con su mano tersa.
Y en la transmisión carnal de nuestro último abrazo, oteaba yo como bestezuela en el perfume de su cuello y entendía aquello que enriquece al hombre de ilusiones: ¡No puede salvarme la vida muerte, pero puede ayudarme a vivir!

26
Dic
10

EL FILÓSOFO 3

EL FILÓSOFO III
Llevo la chamarra puesta con un bordado en oro

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“La filosofía consiste en empezar algo tan simple
que parezca irrelevante, y en terminar en
algo tan paradójico que nadie pueda creerlo”.
Bertrand Russell.

Sí, dejando brillar un hilo de baba, se quedó dormido como un santo.
Más adelante, ya despierto, viendo mi sórdida gabardina raída — lagado hereditario de Albert Camus –, en su codencia filantrópica el Filósofo me regala una chamarra, negra, de cuero cuestionable, que supongo no le gustaba o no le venía; lo más seguro, por el mal gusto del corte, obsequio de su esposa
Hoy quedamos de vernos las caras en su estudio para un nuevo debate…
Llevo la chamarra puesta con un bordado en oro que le he mandado poner en la espalda, que a la letra dice: “Coach Existencialista”.
Al verme el Filósofo, le doy la espalda y le digo:
— Cien por cien Sartreano, ¿no?
Él hace un gesto de desaprobación. No es de su agrado haber echado a perder su bondadoso obsequio con las “majaderías” que se me ocurren…
— Sartre, para empezar — con falso pudor, reclama –, es la más soberbia albóndiga de las contradicciones y el ser más espantoso, por no decir contra estético, que ha legado la filosofía, ciertamente existencialista. Además es “filius nullius”, hijo ilegítimo de los auténticos padres de esa especie de “estrabismo” nihilista…
¡El existencialismo es un humanismo!, dejo ir como una canica al agujero de lo magro y silencioso.
No respondo, me niego a esgrimir juicios ante su absurdidad totalitaria y mala leche. Le dejo que se engolosine en su profunda reflexión de mosquetero metropolitano. Más adelante existirá la oportunidad de restregarle en sus barbas imperativas y su fulgurante pelona cosmológica la cálida “merde” que excretan mis ídolos existencialistas… ¡Qué digo: mis iguales, mis hermanos, mis contemporáneos! (No continuará).

25
Dic
10

¡FELIZ NAVIDAD!

¡FELIZ NAVIDAD!
Entre el ruido de nueces y canciones familiares
Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Llega la noche, un buen momento para no dormir”.
S. Pániker.

Diciembre es un crepúsculo de nieve madura, con fragancia a madera y el brillo de cerezas repartido por todo el hogar. El 25 de diciembre, deben de saberlo, es una fecha importante en mi vida, porque ese día nació mi padre, Jesús Salvador Vargas Cota, quien desde su alumbramiento ha peregrinado por los belenes sacramentales de este mundo repartiendo el temple de su buena voluntad
Depositario de su piedad y su agradecimiento, deseo obsequiar por medio de la palabra, llama viva en el corazón del invierno, un saludo y un poco de bienestar a mis personas más cercanas.
Felicito esta Navidad a Enhoc Santoyo, Director Editorial de El Vigía, por permitirme, día tras día, terminar un año de entregas puntuales y cumplir con los presagios de la magia del periodismo, que es la bondad de mi literatura.
Felicito esta Navidad a mis amadas hijas, Gala, Sarael y Adiamanta, Danahe y Konay (la más pequeña), flores de luz que despiertan a la solidaridad de un jardín encantado, donde la dicha jamás estará ausente.
Felicito esta Navidad a Sara, madre de un destino manuscrito en la fragancia de dos de mis flores — Dana y Konay –, y que cuando ya nada exista de mí, comprenda que estaré siempre en la valentía de ella.
Felicito esta Navidad a mi padre, Jesús Salvador, poseedor de una Reina — ni dudarlo, en el cetro matrimonial — que ahora mismo levanta un castillo de versos y rosas, entre el ruido de nueces y canciones familiares.
Felicito esta Navidad a mi hermana Olivia y a mi cuñado Leo, por animar la realidad con un ángel de misericordiosos poderes y, a pesar de mi ausencia, mantenernos unidos.
Felicito esta Navidad a mi siempre hermano Enrique Botello, por el obsequio incuestionable de su amistad, cómplice de una vida religiosamente placentera y frugal.
Felicito esta Navidad a mi prima Adriana, Martín, Charis y Rafa — hija, yerno, nieta y nieto de mi tía Chalina (†) –, por saber que nuestra existencia es una crisálida que se abrirá irremediablemente como mariposa de luz a otra vida.
Felicito esta Navidad a los diversos amigos y artistas, entre ellos a Paul Nazar, por hacer de la pintura y la literatura una revelación de gracia, donde pronto nos haremos compañía.
Felicito esta Navidad a la Navidad, por haber hecho posible desearles a todos ¡Felices Navidades!

23
Dic
10

TÍA CHALINA

TÍA CHALINA
Descansa en paz
Mayo 7 de 1925 / Diciembre 22 de 2010

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees”.
Proverbio chino.

Señor, tú que estás al pendiente de las cosas buenas, a la vez que luchas contra todo mal, recibe en el bienestar de tus brazos a mi tía Chalina, que ayer en un bello sueño te entregué, estando ella tan hermosa y joven, como saludable, toda blanca y toda carne, igual a una alegre campesina rusa.
Señor, tú que conoces los día de sol y los días de sombra, por mucho más tiempo que los hombres, abre tus brazos de amor y recibe a Rosalina Olivas Angulo, nacida de la luz de ti el 7 de mayo de 1925, en ese sagrado pedazo de tierra fértil que diste a llamar Culiacán, Sinaloa.
Señor, compartía yo con ella — porque lo heredé de mi madre, su primera alumna –, el amor por las telas: por sus colores, por las texturas, la ternura o la frescura de todas ellas.
Señor, telas que del viento venían y luego iban a pararse al cuerpo de la moda, sobre todo a la elegancia de los parientes (en la joya del domingo), las lentejuelas de los quince años o los holanes de las muchas bodas.
Señor, para ver tu cielo no pocas veces usé sus gruesos catálogos de escalones y llegué a la cima de su máquina de coser, vieja máquina de pedal, y ahí observé cómo los astros forman los hilos de oro de todas las constelaciones en los lugares donde habita la creación…
Señor, vi cómo las ilustraciones tomaban por asalto, con alma prístina y plateada, el misterio de todos los vestidos y todas las blusas y todos los trajes, porque como ella me lo había dicho una vez: “Las cosas que se ponen por fuera nos animan por dentro”.
Señor, ahora que ella, mi tía Chalina, llega a la Navidad de tu Reino, vestida con la obligada nieve de la tranquilidad, con una sonrisa dulce y tibia que guarda todas las bendiciones de quienes la amamos y convivimos con su infinita bondad, recíbela, Señor, como recibiremos nosotros, en paz, alegría y comprensión, el nacimiento de tu hijo Jesús en nuestro corazón.
Requiescat in pace.