20
Ene
11

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS
Prefiero ser un Sócrates insatisfecho que
un cerdo satisfecho

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Un libro es como un espejo: si un mono se
asoma a él no puede ver reflejado a un apóstol”.
Lichtenberg.

Conminado a callar, a no escribir “mal” sobre Educación, la amenaza pende sobre mi cuello, sobre mis “profesiones”. Si lo hago — cosa que ni remotamente pienso dejar de hacer, aunque lo haga “bien” — vendrá “El Jurídico” y, noche maldita, aparte de jalarme los pies, arrugará y quemará mis escritos. Y, a decir verdad, no sé si también me pondrá a escribir cien veces en el pintarrón: “No escribiré mal sobre los directivos y otros especies de la Educación”.
¡Qué curiosa, ñoña y chabacana es la gente! Niegan la “bondad” crítica de la escritura, sólo porque les falta gusto suficiente para apreciarla. Les recuerdo que ésta nunca viene dada: hay que merecerla. Y para eso se necesitan más que amenazas.
Advierte el profesor André Compte Sponville — al que nunca, por moda administrativa, traicionaré — que la “lucidez y la exigencia están unidas, del mismo modo que la bajeza y la ceguera”.
Por ello prefiero ser un Sócrates insatisfecho que un cerdo satisfecho. Y aquí, mi Declaración de Principios:
No soy Maestro: soy lo que queda de un Poeta dentro de la Educación. No vivo de acuerdo a mis ingresos, sino de acuerdo a mis medios emocionales. Y esa intensidad me la brinda la pulsación del Arte. Y, del Arte y sus múltiples disciplinas, escojo la que más me asienta: la Literatura. Y de ella prefiero su etapa inicial o primigenia: la Lectura. Y, sin más, esa es mi riqueza, mi activo personal, mi solvencia en la vida. Lo demás, herramientas y garfios para el hundimiento de la humanidad simuladora.
Murió el escritor chileno Roberto Bolaño, pero antes sentenció con fuego sobre la roca de la vida: “Hay una clase de personas que necesitan participar del Arte, pero que están negadas para cualquier acto de valor y para acceder al Arte lo primero que se necesita, incluso antes que talento, es valor”. Como persona, como escritor y como agregado pedagógico en el Programa Nacional Lectura (hasta este preciso momento, mañana no lo sé), lo secundo: Ya no se diga escribir, leer… saber leer, es algo de lo poco que podemos hacer en contra de la estupidez.

Anuncios

0 Responses to “DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: