01
Feb
11

EL PÁRAMO EN LLAMAS

EL PÁRAMO EN LLAMAS
Realidad y estilo en el llano Juan Rulfo
Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Yo vivo a la orilla de tu alma, inclinado hacia ti”.
Juan José Arreola.

Con sus 17 estupendos relatos, El Llano en llamas (1953, Fondo de Cultura Económica) es una cuidada selección que inicia, de manera muy acertada, la inabarcable carrera literaria (nótese, no digo obra) del escritor mexicano Juan Rulfo.
Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno nace el 16 de mayo de 1917, en Sayula (él siempre alegó que Apulco), Jalisco. En el año de 1933 se traslada a la Ciudad de México, con el fin de continuar sus estudios universitarios. Asiste como oyente al Colegio de San Ildefonso, ya que no le revalidan sus estudios de preparatoria. En estas condiciones empieza a escribir la novela El hijo del desaliento, que no verá la luz en edición alguna. Compartiendo su trabajo en la Oficina de Migración, comienza a participar en los ambientes literarios de la Revista América, en la que figurará en el Consejo de Colaboración.
Publicará dos años después en la Revista Pan, editada por Juan José Arreola (Guadalajara, 1945), los cuentos Nos han dado la tierra y Macario, que tiempo después integrarán la primera versión de El Llano en llamas.
En 1946, establecido ya en México, deja de trabajar en la Secretaría de Gobernación y al año siguiente contrae matrimonio con Clara Aparicio, de quien tendrá cuatro hijos. En 1953 se publica la primera versión de El Llano en llamas y otros cuentos (Colección “Letras Mexicanas” de Fondo de Cultura Económica). La mayoría de los cuentos seleccionados en esa edición inicial, aparecieron en los años recientes en diversas revistas culturales del país: Pan, América, Letras Mexicanas, etc.
De aquí en adelante vendrán las variantes, fragmentos y rehuidas de la novela Pedro Páramo que, publicada finalmente en 1955, tuvo en su haber diferentes títulos: Una estrella junto a la luna, Los murmullos y Comala. Capítulos de Pedro Páramo se registran publicados en fragmentos en las revistas Las letras patrias (1954) y la Revista de la Universidad de México (1954). Hay que reconocer los guiones y textos cinematográficos –El Gallo de Oro, La Fórmula Secreta y El Despojo– como auténticos aportes literarios, así como La vida no es muy seria en sus cosas y el relato inconcluso Un pedazo de Noche. Agregaría también sus conferencias y colaboraciones en el Semanario Proceso, su epistolario a Clara, así como algún poema por ahí cantando…

Anuncios

0 Responses to “EL PÁRAMO EN LLAMAS”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: