Archivo para 4/03/11

04
Mar
11

KALIMAN 1

KALIMAN I
Entrevista no autorizada donde se
habla de los Gurreros Rojos

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Experimentamos algo y, como
resultado, ocurre algo”.
Haruki Murakami.

¿Y qué leías tú en aquel entonces, Kaliman?
–Bueno, no es que me entusiasmara mucho, pero leía El Libro Tibetano de los Muertos. Eso sí, era una pésima traducción Argentina. Y algunas cositas de Erich Von Däniken, como El Mensaje de los Dioses… O, permíteme decirte, Rael, ahora que lo recuerdo: Aurobindo, lo imprescindible de ese misterioso Maestrazo hindú. Sí, en es tipo de literatura sagrada es donde solía abrevar la sabiduría puntillosa de mis parlamentos: “¡Ningún ser humano debe poseer una fuerza capaz de destruirse a si mismo!” ¿Lo recuerdas?
–Cómo no lo voy a recordar, si con esa frase terminabas la serie de los Guerreros Rojos…
–Así es… Ahí me lanzo a perseguir al enano Michel, pero justo cuando estaba a punto de capturarlo aparecen los Guerreros Rojos. Uno de ellos toma a Michel y le rompe los huesos de la columna –¡Crassh, crassh, crasssh! –, matándolo al instante. Una vez recuperada la “esfera sagrada”, los Guerreros Rojos se alejan sin pelear. Llegan al templo, frente a la estatua de oro de Buda. Entonces aparezco decidido a terminar todo de una vez y sin previo aviso me lanzo contra la estatua, destrozándola de un golpe –¡Bruuum!–, sólo para descubrir al malvado maestro Katana dentro de la misma. Al instante, el maestro diabólico ordena a los Guerreros Rojos atacar mientras él intenta huir, pero Solín lo detiene haciéndolo tropezar con una cuerda. Derroto a los Guerreros Rojos y los envío a la cárcel junto con el torcido maestro Katana…
— Sí… Y lanzas el “artefacto nuclear” al mar para que nunca caiga en manos de los criminales, y después soltarías esa memorable frase a la que haces referencia: “¡Ningún ser humano debe poseer una fuerza capaz de destruirse a si mismo! ¡Sólo el omnipotente tiene el poder de dar y quitar la vida!”.
— Rael, me sorprendes. Pareces un fanático…

Anuncios