Archivo para 30 abril 2011

30
Abr
11

LUNA

LUNA
Té de cosmos en la arena

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Sólo por nuestras obras, por nuestra acción,
podemos saber de nuestra vida”.
Jacinto Benavente.

Igual a la morada de Gandhi, toda casa japonesa es incluyente; siendo exquisita extensión del paisaje, se obliga el bonsáis en el corazón de su interior.
Lo meditativo también es solícito. En medio del Jardín Mughal de la India, o en la estridencia colorida del parque occidental, la contemplación siempre reclama espacio, estancia interior, apertura mística.
Sacralidad del silencio, dureza dulce, floración de arena como celebración del bien. Serenidad como diálogo, armonía como suntuosidad callada, cálida, hecha luz: luna flotando en la distancia de la mano.
Si la meditación es puntualidad con el tiempo eterno, la contemplación será monocromía, bálsamo: implosión láctea, disolución, paz de espíritu.
Esta presencia, entre el minimalismo y el suprematismo, encuadradas por la maestría del artista Jaime Delfín, irrumpe lacónicamente en la mirada y me orillan a la contemplación, me ofrece virtud por naturaleza propia, reencuadre, reencuentro.
Cenizas cristalinas de otro mundo, lo visto nos universaliza, nos hace formar parte de una iluminación intuida. Coexistimos, yo soy otro, el absoluto: yo y la totalidad.
Lo sabemos, el silencio es una vaga enseñanza secundaria; primero nos aprehendió por sorpresa el ruido: vagina, cristalería rota, sangre derramada. La moneda de la comunicación es la palabra, pero la palabra no alcanza a pagar la cuota del significado. Desnudos, sin intermediarios, reflejando aquello de lo que apenas somos reflejo… vemos ahora los incendios de arena que ve el místico en sus escasas horas de playa…
Armonía y silencio como coloquio: pincel inflamado de té, zen bizantino, tajo de perfume pulverizado. Luna, la distancia se anula, se designifican conceptos y proyecciones particulares; se avanza más a la recepción amable de los sentidos que a la idea estigmatiza de la frágil realidad…
Veo la luna, pero en su silencio sublime soy translunar; sobre todo, porque la contemplación magnética me incluye en su “bonsáis cósmico”. Y sólo ahí, en la ausencia de conjeturas y ruidos ideológicos, me encuentro como un todo. Soy lo que veo, y lo que veo no es exclusivamente lo que pienso o razono… Estoy más allá de la luna, del silencio y su significado, del goce y sus cenizas, del cuadro, la arena y yo mismo… Todo jardín, en su té de humus amniótico, renueva lo que muere, para venerar humildemente en su gracia todo lo que le sobrevive.
¿Qué somos ahora? Arena en el tiempo… pacificación.

29
Abr
11

SILENCIO OBSCENO

SILENCIO OBSCENO
Y la multitudinaria demanda de paz

Rael Salvador
rael_art@hotmail.com

“La más bella de las dudas surge cuando levantas la
cabeza y dejas de creer en la fuerza de tus opresores”.
Bertolt Brecht.

¿Tiene sentido la guerra contra el Narcotráfico?
¿Quién gana en una guerra que no es de flores? ¿Triunfó Colombia en ella?
¿Quién pone los muertos? ¿Quién levanta los cadáveres de sus familiares en las calles de la ciudad?
¿No hay algo gratuito en la muerte de civiles inocentes?
¿Por qué, en esta cruel contienda beligerante, no son los funcionarios de alto nivel los que enfrentan a los delincuentes a balazos?
¿De qué sirve un discurso donde la palabra “guerra” del Presidente de la República no lleva las ganas de salir a luchar personalmente contra los narcotraficantes?
¿Qué interese defiende esta cruzada inútil?
¿Los económicos? ¿Las inversiones? ¿Las reservas?
¿No hemos tenido ya suficiente?
¿Hicieron una guerra contra el “Embargo Atunero”?
¿Se ocupó al Ejercito en una lucha oportuna contra los operantes de “Ginsa y Brisamar”, que tanto daño ocasionaron a los habitantes de Ensenada, así como a los inversionistas de otras localidades?
¿Existe una “guerra” que enfrente eficazmente a la pobreza?
¿Qué mal hacen esos pobres locos, consumidores del placer ilegal, cuando los legales — el Alcohol y el Cigarro — causan más muertes? ¿Qué compra el mucho dinero? ¿Quién fabrica a los culpables?
¿Acaso México no fue planeado por las mismas familias en el poder para hacer del territorio un “Paraíso fiscal”, circundado por la impunidad y el tráfico permisible?
¿Podrán las “mentiras oficiales” pacificar la existencia?
¿Irán nuestros hijos a las Escuelas… y tendremos la seguridad de que volverán? ¿Un día saldremos nosotros de casa… y regresaremos?
Lo único que sé es que al afirmar sus métodos de dominación, el gobierno de México disimula sus fracasos a través de caprichos despóticos.
No parar ahora, significa exponer a la población, que nada debe en esta conflagración — aparte del silencio obsceno y la multitudinaria demanda de paz — a morir en su intento de sobrevivir al desastre económico.

28
Abr
11

LA TRAVESÍA DEL OJO

LA TRAVESÍA DEL OJO
Apareamiento de la apariencia

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Ese silencio llena de luz el acto
mismo de la contemplación”.
John Berger.

En la pintura, el ojo participativo es una travesía.
Desborda límites; lumínico, expande procedencias. Y, tras el punto en destello — como lo quería Wassily Kandinsky –, atraviesa el entramado de la idea.
Así, en la invención de la retina, la validación de los conceptos.
El apareamiento de la apariencia.
Sin pretensión final, afectos a la interpretación, los elementos constituyentes de la obra de arte maridan el encono visual a la herencia plástica — la maleabilidad del sueño, con la expresión de la realidad –, para hacernos cómplices del goce o del quejido, jamás de la piadosa indiferencia.
En el transito de la pintura hacia el arte se construye la presencia.
Surge el ritual armónico, el caos acomodaticio y la magia de lo personal se establece en el cuadro.
Así, la invención de lo desconocido, la eficiencia de la sencillez, lo posible de la originalidad.
Por esa vía nómada discurre la radiante belleza hipnótica, la seductora contingencia del horror, la abstracción tentada por la forma asociativa…
Se deshoja, pétalo a pétalo, la razón…
Salta la incontinencia holográfica, la multiplicidad de la raíz cósmica quebranta en su estallido la paz de las pupilas y da nacimiento a la obra cómplice.
Entonces, en el vacío no hay silencio sino color, porque el color es la música que hace Dios para no apagar el Universo.
Sí, para no apagar el Universo.
Para no oscurecer… lo que ves.

27
Abr
11

LA HISTORIA DEL AMOR

LA HISTORIA DEL AMOR
La sensibilidad estudiada de Nicole Krauss

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“De todas las ruinas del mundo, la ruina del hombre es, sin duda alguna, el más triste espectáculo”.
Gauthier.

¿Cómo se puede llegar a dominar la cartografía de los sentimientos en literatura? ¿Basta con saber escribir y tomar la hoja de cristal del ordenador como un espejo?
En la novela de la joven Nicole Krauss, “La historia del Amor”, podemos leer los mundos paralelos entre lo que significa ser un escritor de éxito y lo que equivale el fracaso en las letras, entrelazado con hilos de historias de familias que sobrellevan la existencia en esta rica atmósfera, añadiendo a ello la trágica plataforma polaca, en tiempos del exterminio judío.
Lo que “significa” y “equivale”, aquí posee la magia de la sensibilidad exquisita, sin dejar de ser un estudio pormenorizado de reacciones ante los que eligen emborronar cuartillas con la tiza de la exigencia, a la vez que reivindica la asesoría universal de los que se sumergieron en el lado oscuro de la existencia para escribir la memoria de lo que realmente somos, en todos sus matices, …
¿Qué somos? ¿Qué hacer con las emociones que despierta “La historia del Amor”, metalenguaje de una novela adentro de esta novela? ¿Qué nos lleva a identificarnos con Leo Gursky, ex escritor y cerrajero jubilado en Nueva York, de más de 70 años, enfermo del corazón, cuya única obsesión es no morir un día en que nadie lo haya visto y por ello se renta como modelo para posar desnudo ante los alumnos de una academia de dibujo?”
Ni en Nicole Krauss, ni en sus personajes hay renuncia a la luminosa y bella narrativa — quisiera creer en la aportación sincera de Jonathan Safran Foer, esposo de Nicole y también brillante escritor –, que en el fondo la literatura guarda algo que vale la pena de ser reivindicado en el monstruo que conforma nuestra condición humana.
Desde el primer momento recomendé el libro, pues conozco algunas cosas dulces de Krauss y de los experimentos bibliográficos de Safran Foer.
A veces salgo a las librerías a encontrarme con el Destino, pero jamás renuncio, como muchos saben, a la lectura de un libro que en su portada lleve la palabra “Amor”, además del rostro de una fémina soportable, quizá porque carezca tanto de una como de la otra.
Le dije a la operadora de intercambios — billetes por libros — que le haría bien comprarse el ejemplar, porque el amor siempre es una bendición aunque muchas veces sólo tengamos que leerlo.

26
Abr
11

GONZALO ROJAS

GONZALO ROJAS
Los dioses me dieron la palabra

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Me entero a las dos de la tarde de
que ha muerto Gonzalo Rojas”.
Antonio Gamoneda.

La poesía se queda viuda y la noche se siente más negra sin la luz de sus palabras.
“Veo un río veloz brillar como un cuchillo”, había escrito Gonzalo Rojas en el abrir de uno de sus grandes poemas, como si viera al viento desordenar la realidad y el Lebu (río, en mapuche, ciudad de su infancia) se partiera en dos, como hoy la vida del poeta encuentra su inexorable mitad: la muerte.
“Jugaste bastante, comiste romanamente, y bebiste: ¡tiempo de que te vayas!”. ¿Qué más puede decirnos la otra cara de la existencia?
El ya lo había escrito en su verso más intenso, en el relámpago violento de su clara lucidez: “¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida / o la luz de la muerte?”.
Gonzalo Rojas (1917-25 de abril de 2011), mirando al firmamento se une ya a la pléyade de poetas trascendentales chilenos: Gabriela Mistral, Vicente Huidobro, Pablo Neruda, Pablo de Rokha…
Cómo diablos poder olvidar su gran poema a Hilda R. May, (su esposa, pero él me corregiría: “Mi centaura”), Asma de Amor: “Más que por la A de amor estoy por la A /de asma, y me ahogo / de tu no aire, ábreme / alta mía única anclada ahí, no es bueno / el avión de palo en el que yaces con / vidrio y todo en esas tablas precipicias, adentro / de las que ya no estás, tu esbeltez / ya no está, tus grandes / pies hermosos, tu espinazo / de yegua de Faraón, y es tan difícil / este resuello, tú / me entiendes: asma /es amor”.
La obra de Gonzalo Rojas se encuentra premiada, entre tantos otros, por el Cervantes (2003), el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Octavio Paz de Poesía y Ensayo.
Algunos títulos imprescindibles de sus libros son: Contra la muerte, Materia de testamento, del relámpago o Desocupado lector…
Insisto, el relámpago ha partido: la poesía queda viuda, la poesía con la oscuridad escribe su luto.

25
Abr
11

NUNCA VI EL TITANIC

NUNCA VI EL TITANIC
De la mano de la tragedia, felices para siempre

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Cuando no tienes nada no tienes nada que perder”.
Leonardo DiCaprio (Titanic).

No vi el hundimiento cinematográfico del Royal Mail Steamship (Buque de vapor del Correo Real), el Titanic, recreado por James Cameron.
He de confesar que nunca me fascinó la historia de un trasatlántico que se precipita en el vacío bullicioso del frío y la tragedia.
Ahora que leo con avidez al filósofo eslovaco Slavoj Zizek, lamento la omisión y busco entre los tiliches malditos la recuperación de un DVD del pasado.
¿Hace cuánto que se filmó esta basura? ¿Por qué nadie me dijo que ahí se encuentra una lección divina, con tintes marxistas y propuestas pecaminosas?
“La catástrofe — narra Zizek — se produce justo en el momento en que los dos jóvenes amantes regresan a cubierta del barco, inmediatamente después de consumar sexualmente su relación amorosa.
“Pero no es todo. De otro modo la catástrofe simplemente hubiera sido castigo del Destino por la doble trasgresión que supone el acto sexual ilegítimo y la contravención de las divisiones de clases.
“Lo realmente crucial es que, una vez en cubierta, Kate (Winslet) le dice apasionadamente a su amante que, cuando a la mañana siguiente el barco llegue a Nueva York se marchará con él. Prefiere vivir en la pobreza junto a su auténtico amor a una vida de falsedad y corrupción entre los de su clase social…”
Precisamente en ese momento el Titanic choca contra el iceberg “a fin de prevenir lo que sin ningún género de dudas hubiera sido una auténtica catástrofe, es decir, la vida de la pareja en Nueva York: cabe suponer, sin sombra de duda, que las miserias de la vida cotidiana no tardarían en acabar con su romance…”
¡Así el siniestro se produce con el objeto de salvar su amor! A lo que Slavoj Zizek agrega: “generando la ilusión de que, si no hubiera tenido lugar, hubieran vivido «felices para siempre»”.

24
Abr
11

VIACRUCIS

VIACRUCIS
A la mexicana…

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Acciones son amores, no besos ni apachurrones”.
Refrán Nacional.

¿Spring “Blake” en Baja California?
¿Se enquista la corrupción en el gobierno?
¿Los Políticos nos agotan la paciencia junto con las arcas?
¿El dolor de Javier Sicilia grita con el país: “Estamos hasta la madre?
¿El sacerdote Solalinde, defensor de los inmigrantes, reverbera en el eco: Yo también estoy hasta la madre?
¿El presidente Calderón aúlla a los criminales: “Ya basta”, pero continúan alimentando frugalmente Su guerra?
¿La gasolina, lujo patrimonial?
¿Cómo tú no hay dos, sino millones de pobres?
¿Crecen las protestas ciudadanas por alza de ataúdes?
¿Y en la canasta básica, el tomate a $45 pesos?
¿La supervivencia es un lujo familiar?
¿La tortilla por los cielos y el salario por los suelos?
¿Tan “express” los secuestros como los acostones y los encobijados?
¿La tarjeta de crédito ya no pasa?
¿Ahora pasa el imbécil de la Coppel?
¿No rinde México informe sobre protección a la infancia a la ONU?
¿Los narcóticos confunden menos que la confusión de los soldados?
¿Jóvenes drogados, furiosos y asesinos?
¿El violín se toma por la Izquierda pero se toca con la Derecha?
¿La Educación es un fraude que sirve más a los aspirantes a la Presidencia que a la manada de Alumnos?
¿Delincuencia organizada responsable de Narcotumbas?
¿Los Zetas realizan “alianza terrorista” con Al Qaeda?
¿ Sarkozy, Obama y Calderón acuerdan acabar con Gadafi?
¿La Semana Santa llegó a su fin?
Padre, ¿por qué me has abandonado?