06
Abr
11

ASÍ EN LA TIERRA

ASÍ EN LA TIERRA…
Como en tu cuerpo

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Soy de Melmac ¡No hay problema!”.
Alf.

Luis Ramaggio (Campeche, México, 1973) es un erudito con ideas y sensibilidad propias, así lo demuestra la quintaesencia de sus versos, lo más acendrado, fino y puro de su reciente libro de poesía: ASÍ EN LA TIERRA COMO EN TU CUERPO (editado por Verso destierrO), y en el cual se dibuja la suavidad ascendente de un principio erótico que, al no ser sólo obsequioso con Tatiana, alude a la complicidad lbida e inteligente de todos sus lectores.
La lectura de los poemas de Ramaggio nos ofrecen revelaciones que reanudan su discurso: la belleza del saber, los dominios de la enunciación significativa, la piel como cartografía del alma — donde la esencia se vuelve nómada, bardo ambulante –, la insistencia del fragmento como sentencia cósmica, el sueño dionisiaco en fusión con la imagen apolínea, cadencias retóricas donde el hallazgo literario transparenta la divinidad de fondo…
Una poética de relaciones profundas, entusiasta y connotativa con el oficio ontológico, a la vez que rebosa de la gracia de la sencillez. En su amistad con lo excelso, el poeta nos vuelve iniciados, nos disputa el cuerpo de la teoría, liberándonos para el goce de lo sublime, de lo complaciente y exquisito, de lo terrenal a la luz del alma…
Desencarcelándonos, sí, de todo aquello que convencionalmente en la modernidad trasmutamos como mercancía… empezando por el lenguaje.
En Ramaggio existe “un ritmo erótico — escribe el maestro Guillermo Samperio, prologuista del poemario — en el que el lector podrá identificarse en diversos momentos y acompañar al poeta o a la amada a los misterios que los llevaron a reunirse con esa pasión inmensa”.
El poema Media Luna, uno de mis predilectos, hornea aquí el oro de sus versos: “Si te sientes sola, / mira cómo el pan se eriza / (está lavando su pasado) / se hace ausente un poco. / Me gustaría ser de pan / para vivir a las orillas del concepto / y en la suave almohada de la religión.
“Mira cómo el pan se eriza / con el polvo encima y un fulgor de olvido. / Las notas lo devoran. / Lo devora un naufragio. / — Dos para llevar —
“ Y una risa transparente. / Yo quisiera ser de pan / para vivir en las orillas del concepto, / junto a ti / y tu cuerpo.”

Anuncios

0 Responses to “ASÍ EN LA TIERRA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: