05
May
11

MATAR

MATAR
La gran frivolidad estéril de las Operaciones especiales

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Che Guevara fue un hombre
que siempre luchó de frente”.
Ernesto Sabato.

Silenciosas Operaciones especiales, deshumanizadas por el control político-militar y previstas de sofisticados sistemas de guerra electrónica, no carentes de licencias para matar, entran como vuelos de sombras no tripuladas al imaginario oscuro del siglo XXI.
La definición carece de honor, un manual del Departamento de Defensa las advierte así: las Operaciones especiales “son aquellas llevadas a cabo con medios militares no convencionales con el fin de conseguir objetivos políticos, económicos o psicológicos en terreno hostil. Se pueden realizar en guerra o fuera de ella. Para su éxito requieren clandestinidad, encubrimiento o baja visibilidad. Difieren de las operaciones convencionales en el grado de riesgo físico y político que entrañan, en la forma de operar, en la independencia del soldado respecto a los apoyos clásicos y su mayor dependencia respecto a las fuentes de inteligencia y las fuerzas indígenas emplazadas tras las líneas enemigas”.
¿Rangers, Seal, Boinas Verdes, Delta Force…? Sí.
Aquí la reafirmación de un ex coronel de Operaciones especiales: “Que adquieran fuerza y estabilidad emocional. Tan importante es lo uno como lo otro. Que piensen; que analicen. Que tengan disciplina y madurez. Que tomen decisiones sobre la marcha. No queremos un superman que se líe a bofetadas en un bar. Lo que buscamos es un soldado que piense que en ese bar puede tener problemas y le conviene no entrar. Esa es la clave. Un comando no está para enfrentarse con nadie. Tiene que infiltrarse, actuar y huir. Como decía Mao (junto a Che Guevara, el gran maestro de la guerrilla), la huida es parte de su estrategia. Su actividad es dispersa y descentralizada. Tiene que explotar las vulnerabilidades del enemigo. Y rehuir el combate porque está en inferioridad de condiciones”. Así, bajo estas patrañas, las condiciones de éxito de una Operación especial son las siguientes: “Simplicidad, seguridad, sorpresa, rapidez y un propósito claro”.
Y acentúa: “En una guerra irregular, el ejército convencional si no gana, pierde. En cambio, el comando de Operaciones especiales, el auténtico guerrillero, si no pierde, gana”.

Anuncios

0 Responses to “MATAR”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: