20
Jul
11

PROFESORES

PROFESORES
La publicidad del fracaso

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.
Benjamin Franklin.

Será una tarea difícil.
Quizá, conociendo a los involucrados, linde en lo imposible.
Sabemos que es mucho lo que debemos de alcanzar, precisamente porque es poco lo que se ha legado y, dada las circunstancias, eso que se ha legado goza del franco menosprecio público.
No desconocemos el esfuerzo que tendremos que realizar, para cada día ser mejores y más útiles para el sistema de enseñanza, para que todos los padres de familia que, empeñando su esperanza de prosperidad al entregarnos a sus hijos para la instrucción, entiendan que no es el profesor de grupo quien está manipulando las “cifras” de esta promoción adversa al ejercicio docente de transmisión y guía de conocimientos, catalogada ahora, de manera equívoca, como denigrante.
Será una tarea difícil, digo, porque los promotores de este “desconcierto educativo” cuantas con aliados ruidosos, capaces de sembrar la duda irracional y levantar la deshonrosa funcionalidad de apologías de clichés…
No trabaja.
No se presenta.
No se pone la camiseta.
No sube a los niños al escritorio.
No es posible que los Asesores Técnico Pedagógicos, nunca seleccionados por su capacidad, sino por su vergonzosa docilidad, siempre humillante y oportuna, sean los que más ganan y los que menos hacen, los que más se comisionan a “cursos” y menos se presentan al lugar que más se les necesita.
Qué decir de los viejos “Sherpas”, que llegaron para quedarse; maquiavélicos de boutique, administrativos que, por vivir siempre en el suelo, saben de las profundidades del Iceberg… Y, de esos bajos fondos, salen como “Amas de llave de la Educación”, palafreneros arrastrando por décadas las miserias de la familia magisterial.
Y, la cosa no termina ahí, se encuentran aunados a una Prensa que no investiga, que se conforma con el eco siniestro de los rumores y el bautizo sustancial de la inutilidad de sus calificativos…
Todos los profesores — en activo, con algunos años en el aula o a punto de jubilarse, así como los que en estos momentos solicitan plaza — egresamos de la Escuela Normal, presentando un examen profesional, pagando hasta el último centavo para superarnos, asistiendo cotidianamente para la atención de la currícula, consumiendo los tiempos necesarios para ello, realizando las prácticas pertinentes, y si esto no fuera así, téngalo por seguro, no estaríamos capacitados, habilitados y profesionalizados para ejercer la nada fácil pero hermosa profesión de Profesor.
Tenemos excepciones, sí. Pero jamás serán mayoría.
No son los profesores en el corazón del aula los que han llevado la Educación de México a la publicidad de su fracaso.

Anuncios

0 Responses to “PROFESORES”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: