Archivos para 30 septiembre 2011

30
Sep
11

EL ORDEN SUPERFICIAL DE LA EDUCACIÓN

EL ORDEN SUPERFICIAL
DE LA EDUCACIÓN
Los costos de guardar una mala relación con el saber

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“La primera condición para que un ser pueda ejercer un acto comprometido está en que éste sea capaz de actuar y reflexionar”.
Paulo Freire.

A veces presiento que los profesores odian la inteligencia, que se ahorran la reflexión como si fuera un preciado  dólar y que su ejemplo no es otra cosa que la sumisión (más temprano que tarde, expresada en violencia).
Y, ante la vastedad de ejemplos ordinarios y desdeñables, fútiles y superfluos, puedo considerar lo anterior como una intuición verídica, porque sé que guardan una muy mala relación con el saber.
Que lo de ellos, si algo tienen que ofrecer con su presencia, es la pretensión de “enseñar” y cobrar, lo demás es asunto administrativo, que no es otra cosa que acatar la ley de ordenanza debida, aplicarla militarmente – con Banda escolar y todo – y como Dios les dio a entender.
Es decir, abortado el laicismo, trampeando con apologías divinas…
– Dios nos ayudará en Enlace*– gime la directora.
En este orden superficial de las cosas, simulan que se cumple con la tarea educativa, que se logran los objetivos proyectados (que luego aderezarán cínicamente las estadísticas), que se mantienen las recientes reformas en avance y pendejadas así…
Coartado el talento, si alguna vez lo hubo, la creatividad se vuelve desventura repetitiva: un “programa” vendido, un sueño postergado por la avaricia y el egoísmo, una aventura criminal que no tiene reparación.
¿Cuándo diablos aprenderemos que si un alumno se automatiza en una serie de ejercicios o nos recita de memoria una lección — ya sea en el aula o en la asamblea escolar o en esos mentados “concursitos” emergentes — le diplomamos y le ponemos diez (que lo transforma de manera equívoca en un elegido de exhibiciones), lo único que estamos haciendo es premiar su brillante ignorancia… principalmente porque sólo se aprende de memoria aquello que no se entiende?
En ese caso, metemos al alumno en una jaula y vamos de escuela en escuela, de zona en zona, mostrando a las hordas escolares, siempre sedientas de ejemplos brutales, al “alumno maravilla”.
A veces presiento que los profesores odian la inteligencia, guardando una muy mala relación con el saber, ya que olvidan que sólo el Profesor que realmente vive lo que enseña, enseña a sus alumnos a vivir.

*Evaluación Nacional de Logros Académicos en Centros Escolares.

25
Sep
11

FEDERICO CAMPBELL

FEDERICO CAMPBELL
Protagonista de la Literatura Mexicana

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Los tiempos felices en la humanidad son
las páginas vacías de la historia”.
Leonardo Sciascia.

Septiembre 25, domingo, los eucaliptos vaporizan en su aura el cielo y su aroma también se antoja una fecha memorable.
En la sala Manuel M. Ponce, a las 12:00 horas del día de ayer, con la presentación de la novela “Pretexta o El Cronista Enmascarado”, el Consejo Nacional de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes celebraron los 70 años de vida del escritor y periodista Federico Campbell.
Y estamos contentos, pues todo festejo y reconocimiento comparte la buena disposición de la alegría, más cuando se acompaña del ingrediente existencial que es Campbell, esa inteligencia admirada que por momentos impide que el mundo se envanezca y se pierda fuera de la literatura.
Como muchos saben, nuestro gran escritor nació en Tijuana, Baja California, en 1941, y se nos ha convertido en uno de los analistas críticos más destacados en la encrucijada de lo nacional y lo internacional, del pasado y el presente, de lo político en el arte de la palabra.
Sus colaboraciones, asiduas, oportunas y firmes, en los principales diarios y revistas de México, tanto Milenio, La Jornada, Proceso o El Vigía, cuentan con el privilegio de su rigurosa ensayística testimonial, conocida y leída en nuestro suplemento cultural PALABRA como la “magnífica” Hora del lobo.
Ahora que con “Pretexta o El Cronista Enmascarado” se retoma una línea de investigación, ¿o línea de celebración?, a la altura del recuerdo — del latín recordis: volver a pasar las cosas por el corazón –, pongo sobre la hoja la principal reflexión del autor sobre su obra: “En la roma de Lucius Anneus Séneca se entendía como pretexta una forma de la tragedia latina cuyos personajes — reconocibles figuras del poder — se vestían con la toga de este nombre y el asunto estaba sacado de la historia nacional. Más que para ser representadas en el escenario, las pretextas se escribían para leerse ante el público. Poco importaba su redondez como piezas de teatro; su importancia estribaba en la parodia, en el cumplimiento de una función que ahora sería como la de los periódicos a fin de dirimir un asunto de la historia local más inmediata”.
Releer es recordar, ofrecerle existencia a la memoria. El homenaje a Federico Campbell también guarda la clave literaria de recuperar y festejar la vida.
Enhorabuena, Maestro.

22
Sep
11

PREFIERO PREFIERO

PREFIERO PREFIERO
Ser, a no ser, el enano número siete

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“El que no imagina es como el
que no suda: almacena veneno”.
Truman Capote.

Prefiero el balbuceo lúcido de las ranas en el estiércol a la mediocridad del encubrimiento, refinada táctica que utilizan los chacales administrativos para parecer humanos que trabajan.
Prefiero la miseria moral de la abeja intimando con la flor a la abierta supuración de un banquero que sonríe ante la legalidad de la usura y la especulación.
Prefiero la incontaminación de ser un atleta de las olas — pureza solar de las espumas — que dar un paso tuerto en la carrera política de los afamados piratas de escritorio.
Prefiero
Prefiero
prefiero
Prefiero ser el profeta de las hormigas, acarreando mi propia carpeta de azúcar, a la dulce defecación de la inteligencia que es todo mal bien hecho.
Prefiero ser el escritor desencantado de la fama a la veleidosa institutriz didáctica de la academia, zorra frigorífica que hace de las llamas animales de Bolivia o Perú o Chille o Argentina… o andes donde Andes.
Prefiero ser el enano número siete, intentando embarazar de cuento a la princesita del bosque, a la contenida pluma de los “Brothers Grimm” que, queriendo queriendo, no quisieron derramar la blanca tinta de sus nieves…
Prefiero ser fuego apagado a pagar el fuego que debo.
Prefiero
Prefiero
Prefiero
Prefiero releer de Espartaco al Che y de Nerón a Nixon a quedarme consumiendo o, de plano, consumido en la tecnológica barbarie de la civilización.
Prefiero el árbol genealógico de tu cuerpo — que es el lugar donde mejor canta el pájaro — que andarme por las ramas… ¿Cómo ves?
Prefiero aparentar ser un hombre de palabra, aunque en realidad parezca que eternamente persigo que las palabras me hagan hombre.

21
Sep
11

CIUDANO “FIRST CLASS”

CIUDADANO “FIRST CLASS”
Ahí donde la publicidad de gobierno habla mandando guardar silencio

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“Dar un hueso a un perro no es caridad. La caridad es compartir
el hueso con el perro cuando estás tan hambriento como él”.
Jack London.

A la vista de todos, haciendo alarde de egoísmo, los políticos en funciones derrochan de manera insolente nuestro presupuesto: trajes de marca, autos de lujo, construcciones innecesarias, abultadas cuentas en el extranjero, abultadas princesas de California (Silicon Valley).
Presupuesto que surge de los Impuestos.
Es decir, de la feroz recaudación del Estado Democrático y que se va a la mierda en gastos injustificados, cumpliendo las megalomanías infantiles de los inconscientes, prepotentes e impotentes — en sus faraónicos estilos de vida, que sólo satisface a esta horda de tarados –, generando más de mil millones de pobres en el mundo.
Trafican con la corrupción y besan a sus hijos haciendo del amor un misterio político.
Alardean de lo que obtienen como beneficio — 85 mil pesos mensuales, unos, y otros, los “mandamás”, hasta 190 mil por, precisamente, mandar más — y al robo que cometen le llaman “oportunidad” de mandato.
El negocio es rentable, rinde frutos en comunidad.
En este pantano revuelto, hasta los Medios de Comunicación son beneficiarios: es ahí donde la publicidad de gobierno habla mandando guardar silencio.
Las noches de apagón, ilumínense con la publicidad.
Los días sin agua, laven su cosa sucia con la publicidad (mojen la esponja ahí donde dice Cespe).
A la hora del hambre, muerdan — si alcanzan — la optimista felicidad de la estadística oficial del Empleo (siempre al alza).
¿Qué te puedo decir, Ciudadano “First Class”?
¿Que la magia de la literatura nos salva de la “libertad” del basurero, lugar donde se anuncian los evangelios del consumo, apostolados del capitalismo voraz que generan la drogadicción, la degradación y la prostitución?

19
Sep
11

¡INDÍGNATE!

¡INDÍGNATE!
Si te falta inspiración, por ahí anda todavía Stéphane Hessel

Rael Salvador
raelart@hotmail.com

“A veces la ley va contra la justicia”.
Carlos Monguilod.

Desde hace muchísimas décadas, año tras año, minuto a minuto, las revueltas sociales están al orden del día.
Stéfane Hessel lo sabe, fue miembro de la Resistencia francesa, superviviente del un campo de concentración nazi, militante a favor de la independencia argelina y defensor asiduo de la causa palestina, a sus 93 años es un testimonio viviente de las insurrecciones de los últimos dos siglos, tan viejo como los crepúsculos que embellecen la realidad antes de apagarse.
¡Indígnate! (Ediciones Destino, 2011), su reciente publicación ensayística, es un fenómeno literario tanto en Francia como en España y, a raíz de sus urgentes y diversas traducciones, un símbolo de dignidad en la mayor parte de los restantes países del mundo.
¡Stéfane Hessel ha vendido más de 900.000 copias de su inmejorable postura político, que no rebasa las 32 páginas, pero que guardan en ellas un tesoro de inteligente insurrección, resistencia pacífica y sabia indignación!
Tengo su imagen frente a mí, se aprecia un hombre refinado, de mirada fija que guarda un delicado viso luminoso de astucia serena… Me interrogo: ¿Qué se dice de este hombre? ¿Será sólo mi aprecio la medida de mi intolerancia? No lo creo; algo hay en su gesto, en la nobleza que emana de su sonrisa espiritual… Y paso a leer, abajito — en la edición de un periódico europeo –, el retrato que Jiménez Barca hace de él: «Delgado, con el pelo rapado, simpático, atento y lúcido. Tiene 93 años, se dirige a su mujer, de parecida edad, llamándola “amor mío”, ha vivido una vida de aventuras, coraje y determinación que no cabría en varias películas, y reside en un piso discreto y acogedor en un barrio del sur de París».
Y recuerdo que Hessel es el único redactor aún vivo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos… cosa que se puede decir fácil pero que reclama, sobre todo, la fortaleza optimista de votar por lo humano y no descuidar jamás el vigor existencial de la esperanza activa.
Hace semanas compré el libro y, ante los resentimientos, penas y dificultades sociales que a diario nos circundan, su meditada lectura me lleva a revalorar el sentido de la indignación y de la resistencia extraordinaria de un hombre que continúa luchando desde la bella sencillez de la palabra y, hasta este milagroso momento, con su insoslayable presencia física.
Si te falta inspiración, por ahí anda todavía Stéphane Hessel, quien te dirá: “…apelamos a las jóvenes generaciones a dar vida y transmitir la herencia de la Resistencia y sus ideales. Nosotros les decimos: tomen el relevo, ¡indígnense! Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no puede claudicar ni dejarse impresionar por la dictadura de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”.